¿Quieres Crecer en la fe?

¿Quieres Crecer en la fe?

 

 

Te haz preguntado ¿Cómo puedo crecer en la fe?

Mateo 7:24-27 

Por tanto,  todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca.  Cayeron las lluvias,  crecieron los ríos,  y soplaron los vientos y azotaron aquella casa;  con todo,  la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca. Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena. Cayeron las lluvias,  crecieron los ríos,  y soplaron los vientos y azotaron aquella casa,  y ésta se derrumbó,  y grande fue su ruina.

 

Introducción: Se cuenta que un hombre y su acompañante pasaron por un restaurante de comida rápida y compraron varias piezas de pollo para llevar a su reunión.  Al entregarles el pedido, hubo una equivocación y en vez de darles comida, en la caja  iban los ingresos del día.  Cuando llegaron a su reunión y abrieron la caja, en lugar de las piezas de pollo, encontraron ¡ochocientos dólares! El hombre y su acompañante regresaron al restaurante y entregaron la caja y el dinero.  El administrador del negocio estaba tan contento con la pareja que quiso publicitar la honradez del sujeto, y quería tomarles fotos para un agradecimiento público.  Pero el hombre le dijo: “No, no, lo que pasa es que la mujer que me acompaña no es mi esposa y está casada”. El fue honesto al regresar el dinero, pero no era recto en esa relación y por eso no quiso un agradecimiento de esa manera.  Dios anhela que seas honesto, justo, decente y sincero, en donde sea y con quien sea.  Esto es crecimiento integral, el cual debes lograr siendo humilde para dejarte enseñar y así construirás una vida que vale la pena vivir.

 

En esta oportunidad te compartimos los siguientes principios bíblicos para que puedas crecer integralmente:

 

  1. Construye cimientos firmes. Mateo 22:37-39 DHH Jesús le dijo: ‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.’ Este es el más importante y el primero de los mandamientos.Pero hay un segundo, parecido a este; dice: Ama a tu prójimo como a ti mismo. La base para unos cimientos firmes  y adecuados están, no en cuanto de Biblia sabes, sino en como vives lo que sabes, y estos dos mandamientos te guían para practicar lo que el Señor te enseña.  Para eso:
  • Procura apoyo en la oración. Salmo 50:15 NVI Invócame en el día de la angustia; yo te libraré y tú me honrarás. La oración debe ser tu primera opción, no la última.  Cuando oras te viene paz, cuando no oras, hay angustia, porque Dios ha dejado de ser el centro de tu vida.
  • Procura solidez bíblica. Proverbios 3:6-7 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal.  La solidez la vives si día a día, reconoces al Señor en todo lo que haces, porque te fortaleces con la Palabra de Dios, y el endereza tus pasos.
  • Procura apoyo de amigos. Eclesiastés 4:9-10 NVI Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo.  10Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae  y no tiene quien lo levante!”. Busca amigos de verdad, para ayudar y ser ayudado en tiempos difíciles.  Están en la iglesia.  Busca oportunidades para hacerles bien y en la adversidad serán tu soporte y te darán fortaleza.

 

  1. Construye con Integridad. Proverbios 28:6 Mejor es el pobre que camina en su integridad, Que el de perversos caminos y rico. Dios valora el carácter de la persona íntegra. Si supieras que solo te queda un mes de vida, y si estuvieras viviendo consciente y apasionadamente, entonces pensarías en vivir íntegramente.   Integridad significa totalidad. Es vivir o comportarse de igual manera en la iglesia, en la casa y en el trabajo o el lugar donde estudias.  Recuerda que:
  • Impresionar no es importante. 1º Crónicas 29:17 NVI Yo sé,  mi Dios,  que tú pruebas los corazones y amas la rectitud.  Por eso,  con rectitud de corazón te he ofrecido voluntariamente todas estas cosas. Recuerda que para Dios lo importante es un corazón recto, no la imagen o la apariencia. Al Señor le interesa que tu vida privada sea un reflejo de tu imagen pública.
  • Debes apoyarte en Cristo. Salmo 94:18 DHH Cuando alguna vez dije: “Mis pies resbalan”, tu amor, Señor, vino en mi ayuda. Al desechar vivir en forma desordenada, no olvides que para vivir rectamente, te debes apoyar en el Señor, quien te da la fuerza para caminar con integridad.  Recuerda que los lamentos no te sirven para ser íntegro  menos que los transformes en arrepentimiento.

 

  1. Construye creyéndole a Dios. Gálatas 3:6 DHH Así también, Abraham creyó a Dios, y Dios le tuvo esto en cuenta y lo reconoció como justo. Abraham decidió creerle a Dios, y entonces el Señor toma la decisión de acreditar esta acción a favor de Abraham y lo honró como un hombre de fe.
  • Ejercita tu fe. Marcos 10:27 Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios. Cuando tienes fe, crees en que el Señor, puede obrar milagros a tu favor, porque nada hay imposible para Dios. Por eso con gratitud dale a Él,  tu vida: tiempo, talentos, recursos y energía. 
  • Ejercita tu convicciónHebreos 11:1 DHH Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos. En medio de la necesidad, no debes ver las dificultades, sino debes ver a Dios como luz radiante que viene para alumbrar tu vida. Aprende que Fe no consiste en ignorar la realidad, sino en reconocer que todo es posible para Dios, encendiendo de esa manera la chispa de la esperanza.  Cuando tengas una necesidad, céntrate en Dios y no en la dificultad.

 

Conclusión:   Ponte a tu vida cimientos firmes por medio de la Oración, la Biblia y tus amigos, construyendo tu vida con integridad y creyéndole al Señor, quien hace que lo imposible se vuelva posible.